El curioso caso del sóftbol en Argentina: Campeones del Mundo y Panamericanos

Carlos Duarte |  @carlosjduarte

-¿Viste que Argentina es campeón Mundial en sóftbol?. -¿Acá se juega sófbol?-, éstas fueron dos interrogantes constantes entre los argentinos, los primeros sorprendidos en tener hoy la etiqueta de ser campeones del Mundo y Panamericanos de un deporte poco usual, que se practica poco y que tiene poco o nada de cobertura mediática.

Siendo un país con el fútbol como el plato fuerte de cada día, y con el baloncesto, rugby, hockey y tenis como deportes secundarios, trae sobre la mesa al deporte hermano del beisbol, referencia nacional en potencias como Estados Unidos y Japón.

“Argentina produce lanzadores de manera natural, es algo que nos sorprende incluso a nosotros mismos”, confiesa Jacinto Cipriota, presidente de la Confederación Argentina de Beisbol.

Los lanzadores son pieza fundamental en el sóftbol y Argentina tiene a los mejores del mundo. Se coronaron como campeones Mundiales en Praga y ahora colgaron la medalla de oro en los Panamericanos en Lima, sin tener aún una liga semiprofesional.

Huemul Mata es la principal referencia en el pitcheo, el único profesional del plantel. Juega en la Liga profesional de Japón. ¿Cómo un equipo con solo un jugador profesional se corona como campeón del mundo?

“Nuestra estrategia fue aprovechar el talento que teníamos para llegar a lo más alto en el Mundial y en los Panamericanos en 2019. A principios de 2020 iniciaremos una liga semiprofesional con cuatro equipos, buscando que ahora sí que el sóftbol llegue a otro nivel. Si esta fórmula funciona, lo logramos, y si no aprovechamos estos logros tan importantes, fracasamos”, comentó Cipriota.

Otro caso curioso, es que Paraná (localidad a unos 454 kilometros de Buenos Aires) es la cuna de la mayoría de estos jugadores y pese a que el sóftbol fue inculcado en las escuelas hace varios años, actualmente ese convenio no existe y aún así vencieron en la final a Japón, en República Checa y a Estados Unidos, en Perú, convirtiéndose en los nuevos monarcas del deporte de la bola suave.

 

Canadá, que venia de colgarse la medalla de oro en los últimos ocho Panamericanos, no viajó a Lima, y Argentina aprovechó su ausencia. No obstante, tiene mucho mérito coronarse en las dos máximas competiciones del deporte en un mismo año, siendo ademas el sóftbol un deporte que tenía solo cuatro campeones mundiales, Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, hasta que llegaron “Los Gauchos”.

“Hace años veníamos haciendo un gran papel gracias a nuestros lanzadores pero bateábamos muy poco, por eso comenzamos una fuerte preparación a nivel ofensivo. Los resultados fueron asombrosos, terminamos el mundial con el mejor promedio colectivo del torneo con average .399, el que nos seguía tenía .299; además de los 5 mejores promedios de bateo, tres fueron argentinos”, finalizó Cipriota.

Síguenos en Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open

Close
Twitter
Instagram
Facebook