El Coronavirus dejará una “economía de guerra” en el fútbol

Francisco Tochón Rosales |  @CiscoTochon

Una “era de vacas flacas” iniciará en el fútbol mundial tras la pandemia del Covid-19. No se puede decir de forma apocalíptica que esto significará un “antes y un después”, pero varios dirigentes han dejado claro, que al menos por los próximos dos o tres años, se sentirán los efectos de este parón que no estaba en los planes de nadie.

Al igual que cualquier industria, el fútbol sufrirá las consecuencias de una economía mundial que tendrá una recesión muy fuerte. Por solo dar un ejemplo de la magnitud, Alemania anunció la mayor recesión desde la II Guerra Mundial.

Se espera que la pandemia lleve a una prudencia financiera, una especie de “economía de guerra”, dejando atrás la locura de los fichajes millonarios de los últimos años, ya que las arcas de los clubes se ha visto muy trastocadas. Además, no se sabe cuándo podrán recuperarse por completo ante todo lo que se ve afectado como el tema de la venta de entradas, museos, patrocinios, o derechos de televisión.

Fuerte devaluación

En América el panorama no es alentador, las condiciones son peores que en Europa, por las economías delicadas de los clubes, además que algunos ya venían afectados por las crisis propias de cada país, como en el caso de Argentina. Incluso, ligas poderosas como la mexicana, sufrirán un bajón considerable en cuanto a la cantidad de capital disponible.

Andrés Fassi, vicepresidente del Grupo Pachuca y presidente de Talleres de Cordoba en Argentina, expresó en una entrevista con Fox Gol México, que se calcula que en “dos años se recupere la estructura económica del fútbol”.

“Desde FIFA se calcula que vamos a tener un 70% de disminución en el valor de los traspasos y el futbol va a tener una devaluación de entre el 40 y 50% en materia de ingresos a nivel de clubes. Va a ser una situación caótica y complicada que amerita una reducción de gastos en todos los aspectos”, apuntó el dirigente que dejó claro que habrá que saber reinventarse.

Por su parte, el ex tesorero de Rosario Central, Roberto Fattal Jaef, indicó al programa radial Al Fondo de La Red, que la situación en Latinoamérica y específicamente en Argentina es más delicada, porque “En Europa es más fácil acceder a créditos, marcando el acceso al fondo de financiamiento sostenible para los clubes”.

“Está comprometido el mundo, las regiones, los países y las actividades. Entre ellas, la industria del fútbol profesional. El efecto es de alto calibre”, acotó.

Ante esta realidad, los clubes buscarán desprenderse de los jugadores de bajo rendimiento y altas nóminas, en ocasiones, ofreciéndoles el pase en su poder, algo que ya se ha visto en el fútbol chileno en los últimos días. Otros van a tener que desprenderse de figuras, así no quieran, aunque claro que salir de los jugadores no será tarea fácil, porque se complicarán los préstamos o las ventas ya que todos intentarán ahorrar o disminuir nóminas.

Riesgo de quiebra

En economías maltrechas como en Argentina, se ha dicho que más de 20 clubes corren el riesgo de desaparecer, por lo que “eliminaron los descensos por dos años”

Mientras que en Venezuela, que ya de por sí, vive una economía de guerra, aún no se tiene claro, la forma en que seguirá el fútbol post pandemia en materia organizativa o económica, aunque varios equipos corren riesgo de no volver a competir, y en otros casos, cargan grandes deudas con sus planteles o han despedido personal de filiales o categorías menores.

Ojo, que no solo es Sudamérica. En Alemania, por ejemplo, el Schalke 04 corría riesgo de quiebra, y Werder Bremen pidió un préstamo millonario para realizar pagos, mientras que la Roma tiene una delicada situación por un pasivo de 278,5 millones de euros. Además, desde FC Barcelona, ya no se habla de pagar sumas millonarias, sino de trueques para lograr fichajes de cara a la próxima campaña.

Se asoman tiempos complicados, tanto para los clubes grandes, por sus fuertes gastos, así para los pequeños por sus economías débiles. La burbuja del fútbol, con sus contratos millonarios y lujos, sufre un duro golpe ante el colapso mundial. Nadie lo hubiera imaginado hace seis meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *