¿A cuál normalidad busca volver el fútbol venezolano?

Noel Sanvicente Venezuela

Francisco Tochón Rosales |  @CiscoTochon

En Venezuela varios equipos han vuelto a los entrenamientos de cara a un torneo, que aún no tiene fecha, calendario, ni locación. Todo esto en medio de un incremento de los casos de Covid-19 en el país y una cuarentena que pasa de estricta a flexible dependiendo del día, la semana o del pensamiento de los gobernantes.

Parece contraproducente iniciar trabajos y enfocarse en un reinicio de actividades, justamente cuando puede llegar el pico de la pandemia, pero claro, también se debe tomar en cuenta que el fútbol tiene mucho tiempo parado en Venezuela, pero ojo que en otros países sudamericanos no hay todavía ni fechas de posibles entrenamientos.

El viernes 3 de julio, se anunciaron en Venezuela, 264 nuevos contagios, con lo que suman 6.537 personas afectadas y 59 fallecidos, lejos de las cifras de otros países, pero todo esto tiene relación directa con la realidad económica y política, que obviamente es dispar al resto del continente.

Según los gobernantes, prácticamente en la mitad del país hay casos comunitarios. Entonces, ¿A cuál normalidad busca volver el fútbol venezolano? Al final se trata de una situación complicada, pero a la que algunos no se suman, como el caso de Richard Páez, quien prefirió como médico, dar un paso al costado.

“Cualquier decisión va a tener pro y contras, pero lo sensato es tomar decisiones que tengan el menor índice de contagio”, dijo Páez. A su juicio lo de volver a entrenar, no es nada sensato, porque el índice de riesgo de los jugadores es alto.

Una prueba de esto son los casos de Covid-19, que presuntamente se habrían conseguido en dos jugadores del Zamora FC. Además, en el resto, aún hay equipos que esperan por la pruebas o apenas se las realizaron esta semana.

“Lo más sensato a nivel epidemiológico era demorar, no entiendo el apuro, el afán que existe, intenté evitar esto”, dijo Páez en declaraciones a Fernando Petrocelli.

“Los equipos buscan trabajar para no quedarse atrás, para no dar ninguna ventaja, pero no se han dado cuenta que la desventaja de todos es el Covid-19, que ha aumentado la curva. Y por mejor protocolo que exista, hay mucho riesgo de contagio”.

Incertidumbre general

Páez también fue muy crítico con la situación social del país, que afecta de una u otra manera al fútbol, como el caso de la gasolina, pero más allá de esto, el aumento de casos es lo que puede incidir en postergar algún plan de regreso.

Ojo que se entiende la necesidad que existe de asistir a una “nueva normalidad”, pero debe ser con los menores riesgos posibles, tomando las mayores precauciones.

En otros países sudamericanos aún no hay equipos entrenando. Argentina, en medio de una cuarentena, que es solo estricta en la capital y otras ciudades del interior, la AFA no ha permitido que regresen los entrenamientos profesionales en ninguna región, mientras que en Chile se habla de agosto para volver a la acción.

En una nota del Radio ADN, se indica que el retorno a las canchas en Chile sería el 15 de agosto, aunque en principio tenían pensado el 31 de julio. “En la ANFP definieron que no antes del próximo 15 de agosto será el retorno del fútbol profesional a las canchas, luego de cumplir un ciclo de entrenamientos, de, al menos, seis semanas”.

Claro, que en Chile, a diferencia de Venezuela, la curva parece bajar, por lo que podría buscar volver a una normalidad, en la que ya se encuentra Uruguay, Perú, México o la MLS, que ya han retomado entrenamientos, aunque han encontrado varios contagios en los jugadores, que los han hecho dudar del reinicio.

Incluso, si pasamos a otro deporte, en la NBA los jugadores siguen sin estar completamente de acuerdo con un regreso, aunque ya tiene fecha para su reinicio.

Existen otros casos, como Brasil, en los que se han jugado varios partidos, a pesar de la crisis sanitaria, pero esto pareciera una decisión más gubernamental que otra cosa.

Al final, siempre habrá riesgos, pero deben evitarse al máximo en pro del espectáculo y del bienestar de todos los involucrados en el fútbol. Poco a poco se acerca el momento de conocer si Venezuela y Suramérica podrán seguir el ejemplo de algunas ligas de Europa, que lograron con éxito volver a la acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *