Gloria madridista en medio de un ocaso azulgrana

El Real Madrid se proclamó campeón liguero (Foto: Real Madrid Twitter)

Francisco Tochón Rosales |  @CiscoTochon

Fue una liga española muy extraña: un parón por una pandemia, estadios vacíos, cinco cambios por partido y pausas por hidratación. En total, fue el campeonato más largo, con 11 meses, gracias al coronavirus. Así fue el torneo conseguido por el Real Madrid de Zinedine Zidane, un equipo que mostró su mejor versión en momentos claves para lograr la consagración.

Este certamen tiene un sabor diferente a los otros alcanzados por Zidane. Primero porque tuvo que recuperar futbolísticamente y anímicamente a la plantilla. Además, los jugadores tienen obviamente una media de edad mayor a los inicios de la era del francés como técnico y por primera vez ganan La Liga sin Cristiano Ronaldo, la gran estrella de las tres Champions League consecutivas.

Al triunfar sin “Cr7”, Zidane da una muestra más de su valor como técnico, a pesar que ha sido vilipendiado y minimizado en ocasiones. Se dice fácil, pero el legado del francés alcanza 11 títulos, que incluyen 2 Ligas y 3 Champions League. Casi nada.

Zidane incluso ganó el campeonato que más quería, porque al momento de marcharse lo hizo porque no le encontraba la vuelta al plantel y aspiraba a contar con más regularidad; que no fuera solo de momentos o de series de ida y vuelta. Esa regularidad la consiguió ahora, especialmente después de la derrota con Mallorca en octubre o incluso tras un regreso, luego del confinamiento, en el que su plantel fue imparable.

No se pueden pasar por alto las polémicas que rodean al Madrid por las decisiones arbitrales y el VAR, así como el hecho que gana una Liga extraña por el parón y gracias también al bajón del Barcelona.Sin embargo, no se le debe quitar el mérito que tiene este plantel.

ZIDANE FELIZ

En sus declaraciones post campeonato a medios españoles, Zidane mostró su alegría y dejó claro que le sabe mejor que la Champions. “La sensación es tremenda, porque lo que han hecho los jugadores es impresionante. No tengo palabras de la emoción que tengo”, dijo.

“La Champions es la Champions, pero esta Liga me pone más contento, porque La Liga es la hostia”, prosiguió.

Igualmente resaltó su rol, pero destacó mucho más a los futbolistas: “son los jugadores los que luchan. Es verdad que tengo mi papel, pero ellos son los que creen. Es un equipo de personas impresionante”.

Este Madrid ha contado con un plantel en gran momento, pero, sin alargar el tema, se debe resaltar el papel de la columna vertebral: Courtois, Ramos, Marcelo, Modric, Kroos, y Benzema, algunos que incluso -como Modric- venían de temporadas decepcionantes y mostraron su mejor cara, dejando al delantero francés como claro MVP por su nivel (21 goles en la campaña liguera, al igual que en la temporada anterior).

BAJÓN AZULGRANA

Este campeonato madridista no se entendería sin el ocaso de un FC Barcelona que solo ganó 4 de sus últimos 8 juegos y que se ha mostrado muy irregular durante toda la campaña. Fue así tanto con el técnico Ernesto Valverde como en esta etapa de Quique Setién, quien no le encontró la vuelta.

Se trata de un conjunto que parece agotado futbolísticamente, necesitado hace tiempo de una renovación, y que sufre por problemas dirigenciales y malas decisiones deportivas. Incluso contó con fichajes de elevado perfil que no rindieron. Todo esto ayudó al derrumbe de un plantel que le sirvió en bandeja de plata La Liga al Madrid.

Este ocaso le ha tocado a un Lionel Messi en la recta final de su carrera, quien dejó claro en fuertes declaraciones que deben hacer autocrítica. “No esperábamos acabar de esta manera, pero marca todo lo que fue el año. Somos un equipo débil al que le ganan por intensidad y ganas”, apuntó.

“Tenemos que hacer autocrítica, empezando por los jugadores; pero también global. Somos el Barcelona y estamos obligados a ganar todos los encuentros”, dijo un Messi, animándose a afirmar que así no le ganan al Napoli en Champions League.

“Lo malo es que hemos dejado una imagen muy mala para lo que viene. Jugando de esta manera no vamos a llegar a ningún lado”, apuntó.

En definitiva, fue una gloria madridista en medio de una pandemia y un claro ocaso azulgrana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *