Clásico José Antonio Páez: la jerarquía de Rodríguez, el 1-2 de Castillo y la vencida del stud Quarterback

Triple Nacional Venezuela

Cristóbal Naranjo  @cristobnaranjo

Las grandes carreras suelen consagrar a los grandes jinetes. Sin ir muy lejos, hace un par de semanas y en otro contexto, el boricua John Velázquez dictó cátedra a bordo de Authentic para derrotar al inexperto Manny Franco, quien tenía el mejor caballo pero no la experiencia de haber ganado una carrera tan particular como el Derby de Kentucky.

El inicio de la Triple Corona Nacional en La Rinconada ratificó, en un escenario competitivo mucho más modesto, la importancia de contar con un piloto experimentado con el don de la ubicación y la inteligencia para elegir el momento y el espacio precisos al llamar a correr en firme.

En un José Antonio Páez atípico por la fecha y por la ausencia de Robert Capriles e Iván Pimentel -los dos mejores jinetes del óvalo de Coche-, Jean Carlos Rodríguez sacó la jerarquía y los galones de látigo internacional para guiar al triunfo a Raffstar, el hijo de Vacation que, por ahora, empata el liderato de la generación de tresañeros con el hasta ayer invicto Daveparker.

Rodríguez ubicó quinto a Raffstar, pegado al riel, y esperó el codo y la entrada de la recta final para desplazar a Di Maggio y, con mucho brazo y castigo con la zurda, traerse hasta la raya al vistoso castaño que se impuso por cuerpo y medio. Fue un margen estrecho que hace resaltar todavía más la conducción del fusta con campaña en hipódromos estadounidenses.

La foto para el popular “Arbolito” fue su tercera en el Páez tras Il Macchiato (2011) y Megavatios (2014). Su acertada guiatura dio al traste con las aspiraciones del promisorio Samuel Marín (Daveparker) de convertirse en el primer aprendiz en ganar la selectiva. De paso, la decisión de ahorrar terreno y correr por dentro, pareció despejar las dudas -infunfadas- que dejó la conducción de Iván Pimentel sobre Raffstar en su última actuación. El tresañero demostró que le gusta emplearse pegado a la baranda.

Gran labor de Castillo
La faena de Rodríguez no hubiera sido posible sin el entrenamiento de Nelson Castillo, quién hizo el 1-2 en la prueba con un Di Maggio ejemplar que mejoró muchísimo, con parciales cómodos, e intentó ganar de punta a punta.

Castillo fue el mejor entrenador del accidentado primer semestre y la estrategia que diseñó para sus dos cartas principales le dio la razón. La condición con la que llevó a Raffstar a la carrera se refleja en el tiempo final de 96.3, el mejor en las últimas cuatro ediciones del Páez.

El lauro también premió la constancia del stud Quarterback, que después de dos placés con Ruffius (2016) y Mannschaft (2017) finalmente salió victoriosos en la prestigiosa carrera.

El reto ahora para Raffstar será llegar con solvencia a los cuatro codos del Cría Nacional – segundo paso de la Triple- ante un Daveparker repotenciado que tendrá de vuelta en sus lomos a Capriles. La atropellada en los metros finales del castaño Aktolgali en el Páez apunta a convertirlo en juez o incluso protagonista en el pulso que mantiene la clase tresañera 2020 en La Rinconada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *