Fue suspendido del equipo y la universidad por un salvaje e intencional codazo

El martes pasado un jugador de Nichols College, de División III universitaria en Estado Unidos, fue víctima de un absurdo, violento e intencional codazo. Su defensor de turno, Kewan Platt, fue directo a propinarle un salvaje golpe justo después de que lanzara al aro desde la línea de tres puntos.

La impresionante acción, que está lejos de tener lógica alguna, derivó en tres consecuencias para el basquetbolista: terminó expulsado del partido por su segunda falta técnica, inhabilitado de su equipo hasta nuevo aviso y suspendido del campus universitario de Fitchburg State. Mira la secuencia que le dio la vuelta al mundo:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *